Palacio y parque de Versalles

Se trata de un palacio real que fue la sede de la monarquía francesa durante más de 100 años, teniendo este palacio todos los caprichos que al rey Sol, Luis XIV se le antojaban. Es importante destacar que está catalogado cómo Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La historia narra que los orígenes de Versalles comenzaron como coto de caza para Luis XIII y en 1661 fue cuando Luis XIV , decidió trasladar la corte a este pueblillo. Luis XIV “llamó” a los mejores arquitectos del momento, prolongándose la construcción del palacio hasta su muerte en 1715.  Todo el proyecto en sí puso en aprietos al Estado, pero el palacio continuó siendo sede del gobierno hasta 1789, año en el que las masas revolucionarias capturaran a Luis XIV y le obligaron a regresar a París.

 

¿Que ver en Versalles?

La mejor opción para visitar Versalles con todo lujo de detalles, es dedicarle al menos dos días,  ya que entre los jardines y el palacio es una zona bastante extensa.

Espero que cuando lo vayáis a visitar, os salga buen tiempo, porque cuando fuimos nosotros, mae mia cómo jarreo!!!!! 😦

– El apartamento Real

Forma parte de los grandes apartamentos, es un “santuario” consagrado al poder y grandeza de Luis XIV. Los techos están decorados de dioses y las paredes están revestidas de mármoles, bronces y dorados.

Cada habitación está dedicada a una deidad olímpica que simboliza una virtud o función real, por ejemplo,  el dios solar Apolo, está relacionado con el rey Luis XIV que da nombre al salón del trono. En las pinturas que cubren el salón de Hércules, aparecen hasta 142 personajes.

– El salón de los espejos

Este salón también pertenece a los grandes apartamentos en cuyo interior hay más de 350 espejos que reflejan la luz que entran por los ventanales, desde estos se pueden admirar  los jardines y el gran canal.

Aquí fue dónde se firmó el tratado de Versalles en 1919.

– El apartamento de la Reina

Discurre paralelo al apartamento real. María Antonieta fue la última reina que ocupó la habitación , por ese motivo las paredes están decoradas con retratos de su familia.

– Los exteriores

Con sus 100 hectáreas, son los más extensos de todos los palacios de Europa. Posee una arquitectura impactante y esta es la zona de acceso tanto al palacio cómo al “parque”.

– Las fuentes

El parque de Versalles tiene una extensión de unas 850 hectáreas, en cuyo interior podréis visistar unos 13 bosques/jardínes y 32 fuentes (es posible que alguna esté cerrada por obras).

Nada más aceeder al parque, podréis ver en línea recta lo que se conoce cómo “la gran perspectiva” viendo en primer lugar un par de “fuentes” gemelas, a continuación veréis la fuente de Latona, después el camino real y al final la fuente de Apolo y el gran Canal.

Las fuentes Versalles tienen fama mundial y para poder contemplarlas en funcionamiento, la mejor opción es visitarlas cuando esté programado un espectáculo de juegos acuáticos (el agua se mueve al ritmo de la música ;)). Descripción de alguna fuente y bosque/jardín: 

  • La fuente del carruaje de Apolo situada  al final del Gran Canal, muestra al dios emergiendo del agua en su carro. Contiene 3 “chorros”, llegando a alcanzar el de enmedio una altura de 20 metros.
  • La Fuente de Latona representa el momento en que la madre de Diana y Apolo suplica a Júpiter que convierta en ranas a los campesinos de Licia por insultar a sus hijos.
  • La fuente de Neptuno, fue construida con forma de hemiciclo al estilo de los antiguos teatros. Ver´ris a Neptuno (dios del oceáno) sujetando su tridente y apuntando al cielo.
  • El salón de baile (considerado cómo bosque), tiene una decoración peculiar ya que cuenta con una casacada semicircular decorada a su vez con piedra de molino y conchas traidas desde el Oceano Índico y el Mar Rojo por la Marina Real Francesa en tiempos anteriores a 1690.
  • El bosque de las columnas con forma circular, tiene 32 columnas iónicas. Se trata más de un bosque mineral que de un bosque de color verde.

      

 

¿Cómo llegar por libre a Versalles?

La manera más cómoda de llegar es cogiendo la línea C del RER y bajarse en la parada de Versalles, nosotros por ejemplo lo cogimos en la parada Bir-Hakeim (comparte estación con la línea 6 del metro) . Una vez allí tendréis que andar unos 15 minutos para llegar al Palacio, el camino está indicado mediante paneles informativos y si no, ya sabéis, a seguir a toda la masa de gente ;).

Tendréis que comprar billetes de viaje en las máquinas, por persona la ida y vuelta nos costó 3,05€. 

¿Cuánto cuesta la entrada?

Pues sinceramente os voy a decir que hay muchos precios distintos, según si quereis visita guiada, audioguía, ir por libre, si vais a partir de cierta hora, si visitáis lo jardines cuando hay algún espectáculo…..así que lo mejor es que consultéis la página web: www.chateauversailles.fr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: